La Virgen del Rocío congrega en Almonte a miles de peregrinos

Entre 30.000 y 40.000 personas calculan los responsables del Plan Venida de la Virgen del Rocío que había ayer en Almonte con motivo de las peregrinaciones oficiales que realizan las hermandades filiales en su visita anual hasta la Blanca Paloma. La localidad almonteña era un bullicio. El motivo, cuatro hermandades de la provincia de Sevilla se desplazaron hasta allí para postrarse ante la Divina Pastora. El turno le correspondía a las filiales de Triana, una de las más multitudinarias, Olivares, Mairena del Aljarafe y a los romeros de Carmona. La estampa se viene repitiendo cada fin de semana o días festivos desde que el pasado mes de mayo la Reina de las Marismas fuera trasladada hasta Almonte tal y como sucede cada siete años. Las peregrinaciones para ver a la Reina de las Marismas vestida de Pastora se sucederán en la parroquia de la Asunción a lo largo de este año y hasta el próximo, en concreto hasta el mes de abril cuando regrese a su santuario de El Rocío. Ayer la presentación de las hermandades comenzó a las diez de la mañana y se prolongó hasta las dos de la tarde. La primera en hacerlo fue la de Mairena del Aljarafe a la que siguieron por este orden Triana, Olivares y Carmona cada una de las cuales como es costumbre realizaron una ofrenda floral y celebraron una misa en honor de la Virgen que ya no viste el traje de Pastora sino de Reina. Por Almonte pasarán así la mayoría de las 104 hermandades del Rocío filiales, 28 hermandades no filiales, las cuales han sido erigidas canónicamente por sus obispos; y 35 agrupaciones rocieras, nueve de ellas provenientes de otros países del mundo, principalmente sudamericanos. La Venida de la Virgen del Rocío a la localidad almonteña supone un verdadero acontecimiento cada siete años cuando el pueblo recibe la visita de miles de peregrinos durante los nueve meses que la Virgen está con su hijos. La afluencia masiva de personas es un auténtico revulsivo para la población que ve cómo sobre todos los fines de semanas sus establecimientos públicos se llenan de gente mientras acuden a rendir honores a la Blanca Paloma. El traslado de la Virgen supone también una transformación de la ciudad con la mejora o puesta en marcha de una serie de infraestructuras para la conmemoración rociera, actuaciones que forman parte del denominado Plan Venida, que tiene un montante de 2,6 millones. El Plan cuenta con dos fases, la primera que se agotó con la llegada de la Virgen a Almonte y que a grandes rasgos consistió en la instalación de las infraestructuras para poder acoger a todos los peregrinos del traslado, así como la ornamentación de la localidad. La segunda fase consiste en dotar a Almonte de todos los medios necesarios para recibir a los miles de fieles que durante todo este tiempo visitan a la Virgen en la iglesia parroquial. En palabras del alcalde Francisco Bella se trata de proporcionar a los peregrinos cuanto se ofrece cuando la Patrona de Almonte cuando está en El Rocío que, dicho sea de paso, ahora se encuentra vacío, y tan sólo recibe la visita a algunos turistas que desean acercarse a la zona marismeña y el Parque de Doñana, además de la hermandades peregrinas que una vez celebrada la misma se desplazan hasta sus casas hermandades en la aldea. Tal fue el caso de aquéllas de la provincia de Sevilla que lo hicieron ayer. Sea como fuere, el Ayuntamiento calcula que en los nueve meses un total de 4,5 millones de personas visitarán Almonte, si bien algunas de ellas lo harán en repetidas ocasiones al ser muy devotas de la Virgen, lo que supone una alteración en la vida cotidiana de esta población. Según Francisco Bella eso hace que los almonteños quieran mostrar lo más destacable de sí mismos, de ahí también que el pueblo adquiera otra imagen en todas y cada de sus calles y sus establecimientos estén lo más acondicionados posible para dar lo mejor a todas aquellas personas que llegan. En todo este tiempo, las hermandades son las que organizan las peregrinaciones a la iglesia, como hacen en el santuario. Mientras, el Ayuntamiento dispone de un grupo de voluntarios, miembros de Protección Civil y Policía Local que de común acuerdo con las hermandades coordinan la llegada de los peregrinos y su traslado hasta la parroquia de la Asunción. Así se han establecidos tres centros de llegada y recorridos: uno desde el polideportivo municipal, otro en la cooperativa de la zona de Cabezudos y otro desde El Chaparral, a fin de evitar aglomeraciones y que todo sea más vistoso. Una vez en la parroquia y concluidos los actos litúrgicos, el grupo de voluntario se encarga de mostrar a las hermandad lugares de interés en el municipio como la oficina de turismo e historia, la propia casa consistorial (uno de los edificio emblemáticos en el mismo centro del núcleo poblacional) o el museo de la villa. Dentro de unas semanas se procederá a la inauguración de la pinacoteca local con una sala dedicada al pintor Jorge Camacho y toda una colección de obras dedicada al Rocío y Doñana que también podrán ser visitadas. "De lo que se trata es que la gente que nos visita, aparte de encontrar la satisfacción religiosa de reunirse con la Virgen del Rocío, que pueda conocer la cultura y la forma de hacer de los habitantes de Almonte", explica el primer edil almonteño. En lo que respecta al plan de seguridad la plantilla de la Policía Local se ha visto reforzada en unos diez agentes municipales por turno. Además, el municipio cuenta asimismo con la presencia de la Guardia Civil que se encarga de la vigilancia fuera del casco urbano. Como voluntarios trabajan unas cuarenta personas de distintas edades, que se ofrecen a los grupos o personas individuales a enseñarles un recorrido por la localidad. Según el alcalde, cada vez más personas visitan Almonte coincidiendo con la Venida de la Virgen como ha sido el caso de este año que ha experimentado un salto cualitativo muy importante, que ha superado todas las previsiones. La llegada de visitantes está contribuyendo también a revitalizar la economía del municipio. En palabras de Bella, la Venida de la Virgen es como una exposición universal. "La gente trabaja con un horizonte de siete años y se vuelca en ello porque sabe que es algo que beneficia a todo el municipio y que supone una gran proyección para Almonte", explica Bella. Mientras, El Rocío presenta una cara bien distinta, ya que la aldea permanece casi desierta y la mayoría de los negocios mantienen sus puertas cerradas por falta de visitantes. Toda la actividad económica se ha visto traslada a Almonte al calor de la Blanca Paloma. Los establecimientos dedicado a la venta de recuerdos han sido los más afectados por el cambio. algunos incluso han decidido instalar sus puestos en Almonte donde el trasiego de turistas es constante. Comentar que mañana mismo comenzará a desmontarse el exorno del paseo y la plaza Virgen del Rocío de Almonte denominado la última catedral gótica. Dicha estructura, construida en madera y papel, será desmontada y guardada hasta el próximo mes de marzo coincidiendo con el regreso de la Virgen a su santuario. En este contexto, la localidad almonteña acogerá en los próximos días, en concreto los días 18, 19 y 20 de este mes, el III Encuentro Iberoamericano de Religiosidad y Costumbre Populares, bajo el título 'Vírgenes, Reinas y Santas: Modelos de mujer en el Mundo Hispano', que se desarrollará en la Casa de la Cultura, en el que se darán citan expertos en la materia.



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com