Cuatro millones de romeros han visitado a la Virgen en Almonte

"El Rocío es la Virgen" y el continuo reguero de visitantes que la Blanca Paloma ha recibido a lo largo de los nueve meses que ha permanecido en la localidad onubense, así lo ha demostrado. Entre cuatro y cinco millones de personas han decidido acercarse hasta Almonte para ser testigos de un evento que sólo tiene lugar una vez cada siete años, la presencia de la Reina en la parroquia de la Asunción, conviviendo entre sus devotos. Los almonteños no han sido los únicos que no han podido resistirse a contemplar un rato cada día a la Virgen del Rocío. Ciento cinco hermandades filiales, treinta y dos no filiales y otras tantas agrupaciones procedentes de toda España, se han desplazado hasta el municipio romero para hacer honores a la imagen y participar en los diversos actos que, con motivo del traslado, se han organizado durante estos meses. "Aproximadamente, entre el número de hermandades, las personas que han acudido a los actos, a las misas, etc. y los visitantes particulares han pasado por Almonte entre cuatro y cinco millones de personas a ver a la Virgen", ha asegurado José Joaquín Gil, presidente de la Hermandad Matriz, "de hecho han venido hermandades de otras ciudades como Utrera o Cantillana e incluso asociaciones de distinta índole". La concejala de Coordinación y Planificación de Almonte, Rocío Espinosa, también señaló que la cifra de cuatro millones de visitantes es bastante acertada: "estamos dentro de las previsiones que teníamos, lo cual se ve en el número de vehículos, la ocupación de los parkings o la cantidad de autobuses". El traslado de la Blanca Paloma y su presencia en Almonte siempre han generado gran expectación y favorecido el desplazamiento de miles de curiosos que desean ver a la imagen arropada por su pueblo. Desde 1607, éste es el cuadragésimo noveno traslado del que se tiene constancia a nivel documental. De este modo, antes de 1949 sólo se desplazaba a la Pastora a Almonte cuando se producían catástrofes naturales o epidemias. Fue en la fecha mencionada cuando se estableció que la Señora visitaría a su pueblo una vez cada siete años, tal y como se sigue haciendo en la actualidad. La participación ciudadana durante todo este año romero es un dato a destacar, ya que los vecinos de la localidad onubense no sólo han colaborado en la organización de los actos, participado en ellos y dedicado gran esfuerzo a que todo saliera a la perfección, también han sufrido los inconvenientes que estos preparativos acarrean, eso sí, con una gran sonrisa. El presidente de la Hermandad Matriz destacó que "ha habido una participación masiva de los ciudadanos, quienes han recibido a los visitantes con los brazos abiertos. Han sido nueve meses de mucha alegría, de mucha actividad y movimiento. La gente que ha venido de fuera ha recibido muestras de cariño de los almonteños y se han sentido integrados en el pueblo. La gente se va contenta de aquí". Mientras los vecinos terminan para esta semana el arreglo de las calles, el Ayuntamiento almonteño se ha encargando del decorado de la plaza Virgen del Rocío, hecho a base de palos cubiertos de palmas y romeros, arcos de flores forrados de papel picado y templetes, así como del alumbrado de las calles por las que pasará la procesión. "Vamos muy bien de tiempo", señaló la concejal Espinosa, "con más antelación que en años anteriores. Además, nos hemos coordinado mejor con los vecinos". Así, está previsto que para el miércoles de esta semana todo el itinerario que la Virgen seguirá en la procesión esté alumbrado. Sin embargo, el Consistorio también ha debido sortear algunos problemas a la hora de abrir los agujeros en las calles para meter los palos que sostendrán los arcos decorativos. De este modo, determinadas vías, como la calle Conde Cañete, han tenido que ser cubiertas con planchas de acero atornilladas al suelo, puesto que la presencia de tuberías bajo el asfalto impedía introducir los postes en la tierra. Otro de los inconvenientes, esta vez para los habitantes de Almonte, ha sido el cierre al tráfico de las calles por las que pasará la Virgen. Los trabajos logísticos y decorativos, antes mencionados, han sido los causantes de los cortes que, por otro lado, son necesarios para poder trabajar en la zona con seguridad. Los ciudadanos, desde la comprensión, aceptan estas restricciones y "lo llevan bien". Además, según ha comentado Rocío Espinosa, "se han organizado diversas charlas informativas para que los conductores sepan por dónde circular". El trabajo de estos últimos meses ha sido esencial para el correcto desarrollo de la procesión del día 21 y el futuro retorno de la Blanca Paloma a su ermita. A razón de estos eventos se ha puesto en marcha un importante dispositivo local de seguridad. Éste está integrado por la Guardia Civil, Protección Civil, los bomberos, los servicios de emergencias, los centros de salud y, por supuesto, la policía, a cuya plantilla habitual de sesenta y dos efectos se unirán los servicios extraordinarios oportunos. Asimismo, se van a repartir unos sesenta extintores entre los vecinos que tengan sus domicilios en las calles por las que se procesionará a la Reina, con la intención de que, si se desata algún incendio, los extintores estén a mano para aplacar las llamas. Desde otro punto de vista, la estancia de la Virgen del Rocío en Almonte ha favorecido el incremento de la actividad turística en la localidad. Los vecinos han experimentado más movimiento en el pueblo, el cual, según José Joaquín Gil, "se ha transformado de forma muy positiva en este tiempo". "A nivel comercial supongo que también habrá repercutido la presencia de la Virgen porque el turismo ha aumentado", indicó el presidente de la Hermandad Matriz. Por su parte, la concejala de Coordinación y Planificación de la localidad destacó que "en el núcleo de Almonte se han abierto hoteles nuevos y otros han aprovechado la estancia de la Pastora para modernizarse. El turismo sí que ha aumentado, pero los turistas se quedan sobre todo en Matalascañas y aprovechar la visita para estar unos días en la playa". Finalmente, y después de nueve meses, la que es Patrona de Almonte desde 1653, volverá a su ermita para presenciar una nueva romería en su honor. Hasta entonces, los almonteños podrán disfrutar durante un par de semanas más de la presencia de la Blanca Paloma, protectora del pueblo y Reina de los romeros.

Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com