Bando del Alcalde de Almonte Romería 2011

EL ALCALDE PRESIDENTE DEL ILMO. AYUNTAMIENTO DE ALMONTE, de conformidad con el artículo 21.1 E de la Ley 7/85, de 2 de abril, Reguladora de las Bases de Régimen Local, según redacción actual dada por la Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local; artículo 41.13 del Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, CON MOTIVO DE LA CELEBRACIÓN DE LA ROMERÍA DEL ROCÍO,

HACE SABER:

1.-Las manifestaciones culturales y sociales -como la Romería del Rocío-definen, junto con sus valores naturales, la identidad de un territorio. Espacio físico y hábitat humano están indisolublemente unidos, son un todo integral en el que la alteración de alguno de estos elementos no debería producir una ruptura irreversible de este equilibrio, especialmente cuando se trata de una tradición secular que, aunque está sujeta a la normal evolución histórica y pueda admitir determinadas modificaciones en las costumbres, no debería ser desvirtuada hasta hacerla irreconocible. Por este motivo, la preservación de los valores culturales debe ser un objetivo compartido por todos los romeros.
Por ello, se recomienda que los bailes de la Romería sean los tradicionales de nuestra tierra andaluza y se prohíbe expresamente:
La instalación de puestos de clase alguna, ni industrias, sin que previamente hayan sido autorizados por el Ayuntamiento o que vendan artículos que no se consideren propios de la Romería.
El uso de megáfonos, altavoces, etc. -excepto los utilizados en los actos oficiales de la Romería-, así como el uso de trompetas y tambores que desdigan del ambiente típico andaluz y la utilización de aquellos luminosos y similares más propios de ferias que de romerías (se intervendrán todos los que incumplan esta orden). Se prohíbe, asimismo, el uso de cualquier elemento productor de ruido que altere o distorsione la celebración de los actos oficiales durante la celebración de los mismos.
El uso de caballos y vehículos de tracción animal por el itinerario de los actos oficiales en horario de celebración.

2.-Queda prohibido el estacionamiento y circulación de vehículos a motor en todo el recinto de la Aldea y callejones de servicio, así como en las zonas públicas -delimitadas o no por vallas perimetrales-, desde las 23 horas del jueves día 9 de junio hasta las 15 horas del lunes día 13 de junio, excepto en los estacionamientos habilitados al efecto, con el respeto de las normas de la Ley de Seguridad Vial y siempre que no interrumpan la ejecución de los servicios básicos.
Los aparcamientos estarán previamente señalizados, como en años anteriores, en los alrededores de la Aldea. Si algún vehículo, contraviniendo lo dispuesto, se encontrase aparcado en los lugares que se prohíben será inmediatamente retirado por la grúa municipal, y trasladado al depósito habilitado al efecto, sin que el Ayuntamiento de Almonte se haga responsable de los daños y perjuicios que puedan ocasionarse al vehículo, desde la retirada del mismo y hasta que sea recogido por su propietario, previo pago de las tasas recogidas en la Ordenanza Municipal de la Retirada y Depósito de Vehículos de la Vía Pública.

3.-
La Aldea de El Rocío y su entorno forman parte del ámbito de Doñana y es, por tanto, un lugar de unos valores medioambientales reconocidos e indiscutibles, estrechamente vinculados a la tradición y la iconografía rociera. La preservación de estos valores debe ser una pauta de conducta generalizada entre los romeros, ya que con ello estaremos contribuyendo al mantenimiento de un legado que se ha transmitido a través de los siglos en el respeto a nuestro medio natural.
Este respeto se puede ejercer en la práctica colaborando en el mantenimiento de las condiciones de limpieza de la Aldea o mediante el ahorro de agua y energía, con lo que estaríamos minimizando el impacto medioambiental de la Romería.
Por otro lado, como se sabe, la travesía del Parque Nacional de Doñana por algunas Hermandades es uno de los hitos más atractivos y justamente conocidos de la Romería. Sin embargo, la riqueza ecológica y la fragilidad de este espacio exige extremar su cuidado por los peregrinos, especialmente en lo que atañe a las especies amenazadas que lo habitan y, en general, a las condiciones ambientales que han hecho acreedor al Parque Nacional a los máximos galardones internacionales, como son las declaraciones como Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera de Naciones Unidas. El deterioro de este espacio, parte consustancial de la Romería, conllevaría un paralelo deterioro de las raíces que han conformado esta tradición de devoción popular que se renueva cada año.
Otra cuestión que afecta al medio ambiente de la aldea es el vertido de estiércol en los callejones, que se autoriza excepcionalmente por la idiosincrasia la Romería, pero que debe realizarse según unas determinadas condiciones:
No se debe mezclar este vertido con otro tipo de residuos.
El estiércol se debe depositar, en las sacas facilitadas para el efecto, en los días inmediatamente posteriores a la Romería (nunca dejar pasar más de dos o tres días).
Se comunica que el Ayuntamiento de Almonte dispone de una Ordenanza que regula esta práctica y que, por tanto, cualquier comportamiento que no se ajuste a la misma puede ser sancionado.

4.-Se prohíbe la actividad de alquiler de animales en los alrededores de la Ermita, excepto para aquella que esté autorizada, así como la instalación de cuadras para animales en los espacios libres y callejones de servicio de la aldea.

5.-En la Romería del Rocío se produce una de las mayores concentraciones equinas del mundo. El caballo y el resto de las caballerías son un elemento fundamental en la misma y, sin embargo, desafortunadamente, son frecuentes las denuncias sobre el maltrato que reciben los animales, tanto en los caminos como en la propia Aldea. Este es un comportamiento rechazable moralmente en cualquier caso, pero sobre todo cuando se produce en una manifestación religiosa de la que no debería estar excluida la compasión hacia el sufrimiento de las caballerías que utilizan los romeros, bien por los castigos que se les puedan infligir o por llevarlos hasta la extenuación después de muchas horas de servir de montura o tiro. Por estos motivos, insto a las fuerzas de seguridad a que vigilen con especial atención el trato que reciben los animales, y a todos los romeros que se muestren activos en denunciar y evitar unos hechos que, además, empañan la buena imagen de la Romería.
Fruto de la creciente preocupación del Ayuntamiento de Almonte por este tema será la publicación por el mismo de un Manual de Uso del Caballo, con el objetivo de difundir entre los romeros la necesaria conciencia sobre el buen trato que se debe dispensar a los animales.

Almonte, Marzo de 2011




Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com