Almonte colmó ayer de flores a la Blanca Paloma

A las 7.30 de la mañana en El Chaparral todos estaban dispuestos a emprender la marcha hacia el Rocío para rendir homenaje, un año más, a la Blanca Paloma y poner a sus plantas sus corazones simbolizados en las numerosas flores que llenaban las cestas que más tarde depositarían a los pies de la Virgen.
Paqui Díaz, Gerónima Faraco y Rafael Campina fueron los organizadores de esta marcha que tras el rezo de la Salve se puso en camino. Este transcurrió con alegría, devoción y hermandad, haciendo un breve descanso en las estaciones que, de trecho en trecho, existen para este fin y que también utilizan las hermandades de Cádiz en su Víacrucis penitencial y el pueblo de Almonte en los traslados de la Virgen.

La mañana se presentó muy calurosa, por lo que la marcha se realizó más deprisa que otras veces pero sin faltar la alegría, los cantes y una convivencia tan agradable que, era un contrasentido, querer que el camino se prolongara. Además el deseo de ver a la Madre que, en su Santuario les esperaba sonriente, aceleró más si cabe la marcha. El Banderín delante y los vehículos que transportaban las flores, cerrando la marcha. En medio tamborileros y los peregrinos alegres y contentos. El hermano mayor de la romería pasada, José Antonio Ramírez, dirigió el rezo de la Salve en los lugares citados y al final los ¡Vivas! de rigor.

Madre de los Rocíos/ a verte vengo/ Tres leguas de camino/ y ahora llego/ Ahora he llegado/ tres leguas de camino / y no me he cansado.

Al medio día la comitiva estaba en la calle Carretas, que desemboca en el santuario, ya organizada. Abría la marcha el Guión y los tamborileros, seguidos de las personas que portaban los numerosos cestos de flores aportados por las diferentes calles de Almonte. El último ramo, que llevaban los concejales Jesús María Bejarano y Tomasa Torres, donado por el Ayuntamiento, era espectacular. Por último la muchedumbre entre la cual iba el alcalde Francisco Bella y el concejal Antonio García.

En el santuario no se cabía y con esfuerzo fueron entrando las flores, entre aclamaciones, ¡Vivas! a la Virgen y palmas. A continuación Diego Capado ofició la Santa Misa, será la última que como párroco de Almonte y capellán de la hermandad ofrecerá en ofrenda floral local pues se va a la iglesia Concepción de Huelva.

Esta ofrenda floral es el preludio de las peregrinaciones que comenzarán el próximo fin de semana con Madrid-Moratalaz, Vélez-Malaga, Los Palacios y Villafranca y Fuengirola



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com