Las flores de la Virgen del Rocío

Ya los senderos estan llenitos de flores que la Virgen nos regala, ya miles de colores alfombran los caminos que han de pisar los peregrinos, ya esa liebre tan galana que ha de adornar la besana está presta en los caminos y el aire huele a oregano almoraduj y retama. La jara ha florecido con colores blancos y amarillos, los lirios azulean las arenas mientras las hermosas margaritas nos muestran su corazón dorado. La Virgen nos esta regalando miles de flores hasta donde nuestros ojos no serían capaz de ver y aun mas allá. Pero ¿y nosotros nos contentaremos con una velita y un ramillete de flores recogidos del camino, de su camino, de sus  florecillas  silvestres y nada más?. Pobre seria desde luego, y aunque la Virgen nos devuelva una bellísima sonrisa, a los ojos del Pastorcillo seguro apareceremos como un pelin agarraos, por eso de regalarle una ínfima parte de lo que Ella nos esta regalando.

Si pudiéramos regalarle la Luna y las Estrellas… pero eso tambien es un regalo suyo para nosotros. Quizás un cante sentido, pero seguro que ahí tambien anda su inspiración regalada. Hace tiempo que me hacia esta pregunta, hace tiempo que pensaba qué podria regalarle, llevarle de presente en su Día, en el Día de Pentecostés, que aunque fuera humilde, le alegrará la carita de jazmín y aunque fuera solo por un momento abrazara con ternura a su hijo entre los brazos mirándome. Los peregrinos que van de promesa le llevan entre sus brazos la promesa cumplida, el camino de amor realizado, el ejemplo humilde del buen rociero, pero ¿y yo, y nosotros?. Bueno, cada cual deberia pensar en su regalo a la Madre, cada cual diferente, cada cual lleno de amor a su manera, y todos llenos de consuelo y gloria a la Madre de Jesus y Reina de los Cielos. Como decía, cada cual a su manera, pero yo encontré algo que pense que le gustaría, porque supone respeto y fidelidad a su Hijo. ¡Qué más para una Madre!. 
Mi florecilla de todos los años es muy simple pero muy compleja, yo le quiero regalar todos los años la comunión en la misa de Pentecostés, en esa calurosa, larga y durísima misa el Domingo por la mañana. Con mi florecilla le regalo superar todas las tentaciones del camino, que, como hace tiempo camentaba con Javi, hay que ver las duras pruebas de todo tipo que nos pone la Virgen en el Camino, como la vida misma, … le regalo confesar en el camino, que aunque poco, al menos supone cumplir la confesión anual, le regalo la voluntad de no ofender mas al divino Pastorcillo, le regalo estar mas pendiente de Ella ese sabado por la noche que de las reuniones de amigos y no madrugar demasiado para poder acompañarla a Ella en esa misa de Gloria. Luego me doy cuenta que es Ella la que me regala a mi, desde la confesión en el camino, verdadero alimento del alma, sobretodo si, como este año, de nuevo tras varios de ausencia, vuelve a estar el padre Quevedo, que ni hablar  te deja, porque no para el de hablar y porque te hace subir un nudo a la garganta con lo que te dice, y cuando te da la absolución se te abre un universo nuevo, mas azul infinitamente mas limpio y lleno de aromas infinitos. Y cuando después de la Misa vuelves a la casa, hay que ver lo limpio que te encuentras, hasta los puños de la camisa parecen blanqueados de cal, ese cafelito de después que bien te sabe, la primera copita de solera te sabe distinta, hasta la voz te sale mas serena….gracias , mil gracias Señora, y yo que creia que era yo quien te hacía el regalo…
Bendita tu entre todas las mujeres. !Bendito tu divino Hijo! 
Espero poder este año darte de nuevo (aunque se que en realidad eres Tú quien me das) esa humilde florecilla, que me cuesta durisimo esfuerzo y es hasta donde puedo llegar con mi pobre corazón.
… Promesas no son promesas 
si no cuesta lo ofrecío… 

Igual nos juntamos unos cuantos más este año …

José Luis 



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com