ALGECIRAS – El pregón del Rocío abre la semana mariana de la hermandad algecireña

«Santa Madre del Rocío, luz de los pinos, te rezan los romeros, por los caminos». Isabel García Mena, comenzaba a anunciar así ayer el inicio de la semana mariana organizada por la Hermandad del Rocío de Algeciras. Era el pregón que invitaba a la fiesta.

En una iglesia del Corpus Christi abarrotada, el sentimiento rociero quedaba patente y se hizo eco de las palabras de una pregonera que fue desgranando su primera experiencia en las marismas, sus emociones, todavía presentes, en su primera romería.

Un sentimiento que fue trasladando a los presentes, después de dedicar sus palabras «con todo mi corazón y todo mi cariño» a su marido Jorge y a su hija Esperanza. Precedió a García Mena, precisamente su hija que fue la encargada de presentar a la pregonera. Lo hizo con la emoción en su semblante al hablar de su madre, de cuando, siendo ella una niña, la traía de la mano a todos los actos de la hermandad, de cómo la Virgen de la Esperanza es «su locura y su pasión».

Recordó la fuerte vinculación de la pregonera con la parroquia del Carmen y cómo ella llegó a formar parte del club Estela Maris, fundado por el párroco Llanes. Esperanza Marín García calificó a su familia de «cristiana y ejemplar», pero terminó su alocución haciendo un semblante de la «devoción» de su madre por La Palma, la Esperanza, o el Carmen y destacó su entrega y pasión por el Rocío: «Muchos años de camino, muchos años de hermandad, de amigos que hoy contigo, todos han querido estar».

Después de agradecer las palabras de su hija, Isabel García Mena, dedicó también unas palabras a la junta de gobierno de la hermandad «por haber pensado en mí», para ofrecer un pregón en el que «he puesto todo mi cariño y esfuerzo». Se remontó al año 82 cuando un grupo de personas «se animaron» a crear esta hermandad en el seno del Corpus Christi.

Su pregón lo dedicó a recordar su primer rocío, «que viví con buena gente»: «Cayeron los azahares y el aire huela a romero al llegar mayo florido, y mi cuerpo se estremece porque ya llega el roció». Habló de la constitución formal, en el 84, de la hermandad. Todo fue rápido y «con gran ilusión empezamos a confeccionar nuestras batas, a comprar las flores, los botos, que no nos faltara un detalle».

No olvidó que fue la hermandad de Sanlúcar la que les apadrinó, la emoción «cuando íbamos entrando por la calle Moguer». Las horas a pleno sol, que a mí se me pasan corriendo, desde el primer año no me lo he perdido por mucho sueño que tenga». Y tras reseñar la madrugada y el salto de la verja por los almonteños, entonó una sevillana: «Te vi la cara Señora el lunes al amanecer, entre hombros doloridos de gente de mucha fe». Ella siempre, en el rocío con sol y lluvia y en el camino junto a la carreta.



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com