Un rescoldo de ilusión

Creo que para muchos de nosotros, La Candela es Sentimiento, Tradición y algo más que Fuego. 
Algo me mueve a compartir con vosotros mi Incertidumbre, esperando encontrar en vosotros el Calor, y quièn sabe si hasta las Soluciones que Aviven la Ilusión de que se Recupere algo tan Importante para muchas personas como es UNA CANDELA y, por lo menos, que se exprese nuestra respetuosa queja por algo que nos duele perder, como así ha sido. 
Dentro de poco, se celebrará la reunión anual para organizar El Camino de las Hermandades Rocieras de la Provincia de Cádiz con los Responsables del Coto de Doñana , por donde transcurre nuestra Peregrinación hacia El Rocio cada Primavera. 
Han sido, ya no sé , si dos, tres o una eternidad, los años sin Candela y dicen que eso es para siempre. 
Creo que no sólo debemos quedarnos en la Pena ,y por eso debemos aclarar nuestras voces y ver si alguien quiere escuchar. 
En las Noches de Camino de Mi Hermandad de La Línea de La Concepción y creo que en todas las demás que peregrinan por El Coto, desde hace algunos años, sólo se encendía Una Candela, pensábamos que era bueno para todos y seguíamos las indicaciones que del Plan Romero se nos daban: “Bueno, Una Candela …, para qué queremos más?”. 
Creíamos hacerlo bien y nos parecía sensato dejar la costumbre de encender candelas por cuenta propia en cada reunión de amigos, por el Bien Comun en prevención de incendios forestales, para preservar un espacio de todos. 
Nuestra Candela en torno a La Carreta del Simpecado, era lugar de Rosario y Oración, lugar de encuentro y convivencia, lugar de amistad y amor, de cante y fiesta , refugio de relentes y sitio desde donde mirar al Cielo buscando estrellas y soñar con anhelos y viejos y nuevos caminos a veces hasta el amanecer. 
Algunos, que hacemos Noche el Lunes en La Playa de Las Piletas en Sanlúcar de Barrameda, rememoramos esa Candela que ya parece difïcil al otro lado de Bajo de Guía ,y al encenderla sentimos la magia que añoraremos las noches siguientes de Camino. Pero por què…..algo pasa, espiritualidad, religiosidad , política, economía, medio ambiente ….no sé, parece que no se llevan bien…
Somos conscientes, de que en épocas de extrema sequía y con Romerías en el mes de Junio la cosa se complicaba, por lo que se decidió lo más oportuno y con el respaldo legal de Decretos, se adoptaron medidas para la prohibición de encender fuego, suprimiéndose las Candelas, pensábamos algunos, de forma temporal. 
Ahora, corre el rumor de que ya se perdieron las Candelas para siempre, que este año tampoco se encenderán , que nos quieren aburrir , que el Ecologismo no es Rociero y que ya nunca permitirán encender fuego aunque diluvie. 
Algo debemos hacer, y yo os pido Unión desde este nuestro Foro….todo el mundo debe saber que la Candela que encendíamos junto a La Carreta del Simpecado, estaba siempre organizada y bien controlada, es decir: la leña estaba apilada por el personal del Coto en los lugares idóneos, el lugar de acampada es un sitio planificado y asignado por ellos en reuniones previas y visitas en las que se estudian viales de emergencia, limpieza de terreno y ordenación y adecuación de medios materiales y humanos. 
Siempre hemos notado la tranquilizadora presencia de los retenes de incendio compuestos por bomberos, protección civil, guardia civil y hasta de nuestro pueblo, desde hace ya años, nos acompaña la que cariñosamente llamamos “Policia Vegetal” (Policia Local de La Linea) . 
Yo sé que hay Hermandades que mueven mucha gente y puede ser mas difícil, pero….. a quién no le interesa Una Candela por Hermandad delante del Simpecado aunque hubiese que acordar una cuota para pagar a un servicio privado si hace falta?… 
Hace algunos días escuché en la radio que los bomberos del Coto (hablaban de una plantilla cercana a las cien personas ) temían por sus puestos de trabajo, tenían problemas laborales con la Administración de la Junta de Andalucía, y denunciaban públicamente que en caso de incendio en la actualidad en el Coto y Entorno de Doñana, no se contaba con personal propio para actuar en las condicíones que deberían ser óptimas y preservar así un Patrimonio de La Humanidad como hasta ahora . 
Sé que es difícil asumir la Responsabilidad ante algo tan grande y de tanta gente…, cualquier insensatez o colilla podría empezar un desastre…..Los Rocieros que amamos el Camino por ese Rincon de la Naturaleza, sólo podemos trabajar por mejorar nuestra forma de Caminar y creo, que contar cómo caminamos, también es parte del Camino…
La tradición de encender hogueras es propia del hombre desde el principio de los tiempos, y el Rociero llena de Sentimientos muy Puros las noches de Camino por La Virgen hacia la que Peregrina con Alegría y con Fé. 
Os pido que arrojéis vuestro tronco de Opinión a esta CANDELA VIRTUAL, para que en Todos Los Caminos encontremos de nuevo la forma de “Encender” uno de los elementos del Caminar y Sentir Rociero de forma Segura, para atender los Intereses de Todos. Deseo que La Virgen guíe a los que, en estas reuniones, debatan con Valor sobre estos temas.

Litos (Miembro del Foro)

Al hilo de lo que hablamos el otro día en La Línea, Carlos. 
Aquí expresamos nuestras humildes opiniones, en unas ocasiones lo hacemos porque sí, sin más, porque nos lo pide el cuerpo o nos lo manda el corazón y otras veces, al menos yo, lo hago para que “alguien” lo lea, para que se de por aludido, para que tome nota… en fin, pa que esté “al loro”. 
Esta es una de esas ocasiones. Se, sabemos, que esta página de internet y lo que en ella escribimos es seguida por muchísimos rocieros, entre ellos no pocos hermanos mayores, “fueraparte” de nuestro Fresnillo, que próximamente acudirán a esa reunión anual en la que, junto a los responsables del coto, organizan el camino. Ahí se habla de tó, bueno, creo, porque yo no he estado nunca, como es lógico, natural y hasta sano, diría yo. Pues bien, LAS CANDELAS EN EL COTO. No voy a hablar de sentimientos, eso ya lo ha hecho Carlos con su corazón en la mano. Yo quiero hablar del junco, ese que se mece con el viento, venga de donde venga, pero que al final volverá a erguirse para ser, quizás, apoyo de un simple pajarillo. Os pido, a los hermanos mayores que vais a asistir a esa importante reunión que seáis junco. Que cuando el viento de las imposiciones sopla es conveniente mecerse, pero no doblegarse, no quebrarse, no asentir callada y resignadamente a lo que todos sabemos no son más que medias verdades. 
El año pasado tuve la gran suerte de peregrinar por el Coto con la Hermandad de La Línea. No hubo candelas. Hace años ya que no las hay. Si he de ser sincero, hasta entonces no tenía ni la más mínima duda de que era una medida necesaria, a ninguno se nos escapa y a los rocieros menos, del gran tesoro que es Doñana, tesoro que hay que proteger sea como sea, por lo civil o por lo penal, como sea. 
Yo ví un Coto hermoso y único en cuanto a la mano de Dios se refiere, pero abandonado a su suerte en cuanto a la mano de los hombres… no de los hombres no, de los responsables del Parque se refiere. Cortafuegos inservibles porque la maleza los invade, restos de podas y entresacas forman una alfombra, posible tea, a los pies de los pinos. Jabalíes “escalichaitos”, como decía mi amigo Paco, hambrientos, comiendo hocico con hocico el pienso de los caballos. Si tenemos en cuenta que los romeros de la Hermandad de La Línea somos los primeros que pisamos el Coto, que antes que nosotros solo estuvieron allí los responsables del Parque y los turistas que ellos mismos pasean ¿cómo se explica la existencia de plásticos y vidrios en los márgenes del camino? Fácil, en un año nadie se preocupó por los incendios, nadie hizo nada. Bueno sí, pasear turistas en inmensos toterrenos no precisamente eléctricos y no atender las reivindicaciones del personal contraincendios del Coto, que entre otras cosas, exigían mejores y mayores medios materiales y humanos. 
La Hermandad, a lo que yo ha visto y vivido, respeta ESCRUPULOSAMENTE las directrices de los responsables del Parque. Cuando la acampada se levanta esta queda ABSOLUTAMENTE limpia, porque además del empeño de cada romero, encargados de la Hermandad repasan y terminan de recoger los restos que pudiesen haber quedado. He visto, he vivido, he participado, en la recogida de restos inorgánicos que nos hemos ido encontrado por el camino y recuerdo que delante nuestra solo iba Manuel con la Carreta del Simpecado. 
Con esto solo quiero hacer ver que ni nosotros somos “cafres” ni los responsables del Parque son la panacea para la conservación del mismo. 
Entiendo, estoy convencido de ello, que una candela por Hermandad no entraña mayor riesgo que la colilla de un fumador y a nadie se le requisa el tabaco en Malandar (ofú, ya verás que les estoy dando una idea ). 
Establézcanse por parte del Parque las medidas que crean necesarias y dóblense por parte de las Hermandades. Dígannos el lugar exacto para hacerla, la distancia mínima a árboles o maleza y vehículos, la superficie a limpiar antes de encenderla, los litros de agua que hay que disponer junto a ella, los cientos de extintores que hemos de disponer, el número de miembros de un propio retén de bomberos, las medidas y calidades del recipiente en el que obligatoriamente ha de encenderse la candela, el diezmo a pagar, etc, etc, etc, pidan lo necesario, EXIJAN lo que tengan a bien, pero…. NO PORQUE NO…. ya hace tiempo que en este país pasó a la historia esa frasecita. 
Y todo esto solo son palabras mal hiladas. Ya lo decía mi pare: “Las palabras se las lleva el viento y los dineros…. el ayuntamiento”. (Con perdón) 
Pero aquí quedan, para los hermanos mayores que me lean. No vale decir a todo que sí. No vale silenciar al que debemos (y en el fondo queremos) apoyar porque qué dirá “don verdecito” o “don mediambientito”, válgame Dios, si digo lo que pienso igual ya no me da palmaditas o igual ya no deja que mi Hermandad pase por la Raya el 29 de febrero. 
Por favor, sed juncos, flexibles en la mecida pero inquebrantables en el fondo. Y para ello quizás baste con aprender un poco de Almonte, olitas que se mecen con la mar en calma o mar bravía que hasta la roca estremece, todo depende… ¡de donde venga el viento!. 
Yo, personalmente, arrojo mi tronco a esta CANDELA VIRTUAL que ha encendido mi amigo y hermano Carlos y como el año pasado, me comprometo a dejar el Coto “un poquito” más limpio de como me lo encuentre. 
Y repito… VOY EL PRIMERO, así es que no debería de recoger mucho ¿no?. 
Yo os contaré las bolsas que lleno.

Argaijo (Miembro del Foro)

 



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com