Un domingo de Pentecostés tranquilo para sevillistas y béticos

El domingo 20 de mayo se acabó la Liga Santander, y los dos equipos sevillanos terminaron cumpliendo su objetivo de entrar en competiciones europeas. Es cierto que el Sevilla viene de jugar la Champions League y este año se tendrá que conformar con la UEFA Europa League, y que el Betis viene de no competir en Europa desde hace tiempo, y por eso, entre los béticos hay mucha más euforia por el logro conseguido.

Además, el hecho de que el Betis haya acabado la temporada un puesto por encima de su rival hispalense hace que los sevillistas sean objeto de burla y piques sanos entre los miembros de uno y otro equipo.

El domingo 20 de mayo además fue domingo de Pentecostés. En la memoria de los béticos queda aquella fecha grabada de 1988, cuando el Betis visitaba el Estadio Insular de Las Palmas. El equipo canario estaba en puestos de descenso, y el verdiblanco, en promoción. Choque crucial por tanto para ambos equipos, con el componente añadido de que para los sevillanos faltaban pocas horas en el momento del partido para que los almonteños saltaran la verja y sacarán a la virgen del Rocío de procesión.

Por si fuera poco, ese mismo día, Leonard Cohen iba a dar su primer y único concierto en Sevilla. Esto fue posible gracias al alcalde Manuel del Valle, que quiso colocar a Sevilla dentro del panorama musical, y consiguió traer a la estrella canadiense. “Domingo movidito”, como se solía decir, con el Betis jugándose la temporada en el último partido de liga, la procesión de la Virgen del Rocío, y el concierto de Leonard Cohen como colofón a tan señalado día.

Gregorio Conejo, directivo y relaciones públicas del Betis aprovechó la situación para repartir una medallita de la Blanca Paloma, bendecida el día anterior en la ermita, y dio suerte, porque al día siguiente el Betis consiguió sellar su permanencia en la categoría de oro del fútbol español. El partido de fútbol se siguió en directo gracias a las retransmisiones, y desde Sevilla se pudo celebrar el éxito conseguido a la vez que se seguía el paso de la Virgen del Rocío.

Este año, la procesión de la Virgen del Rocío también vivió momentos insólitos, pero únicamente debido a las previsiones meteorológicas, que obligaron a los almonteños a saltar la verja antes de tiempo, e ir a una marcha algo más rápida de lo normal, por temor a las lluvias previstas en la zona.

Betis y Sevilla jugaron el sábado, con la tranquilidad de haber hecho los deberes antes de tiempo esta temporada. Por tanto, jugadores, directiva y aficionados pudieron disfrutar por esta vez de un domingo tranquilo y presenciar el recorrido de la Blanca Paloma. El próximo curso, con ambos equipos luchando en las tres mismas competiciones, se prevé un año de mucha rivalidad y ojalá depare algún título para ambos equipos.



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com