SEÑORA

I
Necesito ver tus ojos,
Señora,
notar en tus labios rojos
esa sonrisa de aurora.
Y que tu Pastor Divino
me dé fuerzas y alegría
para poder cada día
ir haciendo mi camino.
ESTRIBILLO:
Acércate un poco,
ven, consoladora,
porque si te toco
yo me vuelvo loco,
Señora.

II
Yo soñé con este instante,
Señora,
y al tenerte ahora delante
quisiera parar las horas.
También sé que has “deseao”
que pasaran las semanas
y llegara esta semana
para mirarme a Tu “lao”.

III
Con mi alegría y mi pena,
Señora,
me vine por las arenas
antes de asomar la aurora.
Y al rezarte con mi canto
y al decirte mi cariño,
me ha sonreído Tu Niño
y en mis ojos brotó el llanto.

IV
Soy rociero y cristiano,
Señora,
y el Pastor me da en su mano
esa gracia bien hechora
“pa” sembrar amor sincero
mientras me dure la vida;
y será mi despedida
gritar que fui rociero.

Es una aportación de EL POETA PATATERO.


Autor
J. G. de Quevedo/J. M. Moya
Intérprete
Los Romeros de la Puebla
Album
A caballo por la feria
Año
2001

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com