SALVE CORDOBESA

Mi alma es un Simpecao
que lleva grabá tu cara,
siempre te llevo conmigo
y tu amor siempre me ampara.
Al repicar sus campanas
la torre de la Mezquita
te digo la misma salve
que te rezo allí en la ermita.
El río Guadalquivir
dice que su agua es la misma
que refleja tu figura
en medio de la marisma.
Paloma que está en el cielo,
aquí llega tu fragancia
porque sé, Rocío y Madre
que pa tu amor no hay distancia.
Ven conmigo en el camino
no me sueltes de la mano
pa que yo, con alegría,
sepa dársela a un hermano,
y que cantando con fe
andemos por los senderos
como buenos cordobeses,
como buenos rocieros.
Rocío,
Pastora,
Blanca Paloma y Señora,
Reina del corazón mío.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com