Salve Almonteña “Antigua”

¡Dios te salve, Paloma de los Cielos!
La Marisma es tu verde palomar;
tu reino como almendro florecío;
Cantar de los Cantares tu Rocio,
y tu ermita, nido, trono y altar.
Nuestra vida es rosario doloroso,
que reza el mundo sin sentir dolor;
al rezarlo tus labios, Madre mía,
sus misterios se aclaran como el día,
y su cruz de tormento en cruz de amor.
Para entonces, Señora te pedimos,
muéstranos a Jesús, Sol de tu luz,
en la tarde sin sol de nuestra vida,
en vuelo el alma, de paloma herida
que vuela a su calvario y a su cruz.

Y al abordar la muerte nuestra barca,
que se rompe su vela al soplo tierno
del viento de tu amor, Blanca Paloma.
Y ungidos de tu nombre en el aroma,
volar al fin a tu Rocio Eterno.

¡¡VIVA LA VIRGEN DEL ROCIO!!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com