Rocío

Su nombre pasa por mi mente en un momento,
porque es el nombre eterno de mi pensamiento.
Ella es la ermita de mi alma,
la melodía en mi guitarra y mi alimento.

Es la campana que arrastra todas mis penas,
es la mirada que me calma y me serana,
es mi consuelo y es mi alegría,
es el lucero de mis días, lo que más quiero.

ESTRIBILLO:

Ella es la gracia que golpea en mi ventana,
la que me besa cuando despierto cada mañana,
a la que llamo cuando mi alma tiene frío
Rocío, Rocío, Rocío

Es tan profunda como el más hondo suspiro,
porque su niño es el espejito en el que me miro,
y de pensarlo vuelvo a sentir escalofríos,
Rocío, Rocío, Rocío.

Sus ojos tienen la ternura que me falta,
porque Ella es madre que despierta mi alabanza.
Es una estrella en mi universo,
es el compás de mis tormentos, Ella es mi vida.

Si se desatan temporales en mis aguas,
ordena al viento que se calle y él se calla.
Es mi tesoro y es mi fuerza,
es mi esperanza, mi puerta abierta, lo que más quiero.

ESTRIBILLO

Enviada por: ?


Autor
Francisca Durán Redondo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com