COPLAS A LA VIRGEN DEL ROCIO

I
Rocío, te he dicho Virgen,
te he dicho Blanca Paloma,
te he dicho Lucero Puro
que por la marisma asoma.
Rocío, te he dicho Reina,
te he dicho Madre de Dios,
te he “comparao” con la luna,
con las estrellas y el sol.
Y mi corazón te implora
que dentro de siete años
yo te cante como ahora,
y con el alma en los labios
pueda llamarte PASTORA.

II
Sombrero lleno de flores
y el Niño de Pastorcito,
¡Que guapa vas, Madre mía!
Y tu Niño, ¡Que bonito!
Pastoreando la Aldea,
caminos pastoreando,
¡Que hermosa estás, Madre mía,
de PASTORA, paseando!
Y cuando mas guapa estás,
es cuando llegando a Almonte,
paras en El Chaparral,
y el sol, desde el horizonte,
un beso te viene a dar.

III
Almonte se ha vuelto loco
de cohetes y campanas,
que otra vez está en el pueblo
la PASTORA soberana.
Resuenan los “estampíos”
de los trabucos pateros,
que saludan a la Virgen,
tirando salvas al cielo.
Y a mí me quita el “sentío”
la PASTORA que camina
por en medio del gentío.
Esa PASTORA divina
que es la Virgen del Rocío.

IV
Madre mía del Rocío:
cuando te veo de PASTORA,
el alma se me enajena
y el corazón se enamora.
Y es que siendo la mujer
más guapa que he “conocío”,
eres mi Madre y mi Reina,
mi PASTORA del Rocío.
Por eso te pido ahora
que dentro de siete años
te pueda cantar, Señora,
y con el alma en los labios
pueda llamarte PASTORA.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com