Beso y Gemido

Hay veces que se despierta
por nuestros cuerpos dormidos,
el impulso del latido
de nuestras dos primaveras.

Turbiones de sangre nueva
que te asfixia y que te espanta,
que te quema la garganta
por la caricia que espera.

Y la palabra callada
se despoja del pudor,
y es dardo para el temblor
de tu flor martirizada.

Y con la tibia alborada
tu mirada agradecida,
y esa voz desfallecida
de un “te quiero” en la almohada.

…Y la pasión
sudor de perfume y fuego,
de desmaya con el juego,
del grito en tu habitación.


Autor
Manuel Melado


Enviar Sevillana a Rocio.com Buscar más Sevillanas

Remitir a ROCIO.COM Errores o Falta de Datos



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com