¿Sabías que la Virgen del Rocío en 1932 entró en Almonte por el camino de la cerca?

Hoy en el diccionario devocional rociero es perfectamente conocido los dos tradicionales caminos que transcurre la Santísima Virgen del Rocío en sus traslados al pueblo de Almonte, los caminos de Los Llanos y Los Tarajales. Pero, existe un tercer camino que fue testigo de la grandiosa presencia de la Blanca Paloma un 2 de marzo de 1932.
Tras el desagravio ocurrido en la casa del ayuntamiento almonteño por la retirada de los azulejos de la Patrona y el Corazón de Jesús el 28 de febrero, la Imagen de la Virgen prendió un duro camino hacia la localidad desde su santuario en un día donde el mal tiempo hizo estrago. La procesión discurrió por el llamado camino de Los Llanos, procesión que debió de comenzar a las doces en punto de la noche, pero las fuertes lluvias retrasaron la traslación a eso de las ocho de la mañana. Cuando llegaron ya amanecido el día al puente de Olivarejos, construido precisamente un año antes, el crecimiento del arroyo era de tal importancia que anegaba este a su base, optando por una vía poca conocida en lo que relaciona al Rocío. Cruzaron la zona del eucaliptar que se encuentra alrededor de Olivarejos, encaminándose hasta el conocido camino de La Cerca, ya que había una zona en la pasada del arroyo que no cubría tanto como en Olivarejos. La lluvia cesó y el nivel del arroyo bajó. Pudieron pasar. Esto no se recoge en ningún documento, ya que la situación política del momento era muy difícil. Sabemos esta historia por varias personas que lo vivieron, hoy fallecidas. Uno de ellos, comentaba que su padre no lo dejó ir al traslado por ser menor de edad. Acompañó a su progenitor a las labranzas del campo, finca precisamente que se localizaba en el camino de La Cerca. Dice, que entretenido en sus labores, escuchó un tumulto aproximarse, cuando alzo la vista al frente, se encontró a la Virgen a hombros de los rudos hombres que la portaban, se le llenaron los ojos de lágrimas. Este, sin duda alguna, dejó a su padre y se unió a la procesión. El interpretó que ya que no pudo ir a por la Virgen, la Virgen vino a él.
● Como curiosidad, cuando la Virgen llegó al Chaparral, no pudo efectuarse la retirada del pañito y prendas que la cubrían por el camino, como aquellas pellizas de quienes se la ofrecieron por el camino. La Imagen discurrió por las calles de la localidad aun tapada hasta llegar frente el ayuntamiento, y allí, en un altar improvisado, le fue retirado el pañito como desagravio a los acontecimientos acaecidos pocos días antes.
El camino de la Cerca se denominaba en 1335 como «camino Nuevo hacia Santa María de Las Rocinas». En el siglo XVI adoptó el nombre del “camino del Charco de Juan García”, pasando a llamarse como “camino del Sotillo» en el siglo XIX y finalmente como “camino de La Cerca» en el siglo XX.
© 𝙅𝙖𝙫𝙞 𝙚𝙡 𝙖𝙡𝙢𝙤𝙣𝙩𝙚ñ𝙤



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Desarrollo y Diseño Web Sevilla Andrés Ramírez Lería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com