Por un Rocío de Fe

Mayo va creciendo y se acerca la hora de un nuevo encuentro con Nuestra Madre.
El aire huele cada día más a rocina, en nuestros sueños se van colando olores a jara y tomillo, sombras de pino y sones de campanitas acompañando el crujir de una Carreta que, a modo de espejo, nos refleja la figura de la Señora. El despertador nos suena a toque de tamboril y entre desperezos soñamos medio despiertos con la mezcla de olores a café y campo humedecido por el rocío que nos hace recordarla.


Ntra. Sra. luce el Lazo Blanco ofrecido por el Foro del Rocío 

Nos aplicamos en los últimos detalles y ese revoloteo de palomitas en el estómago no hace más que crecer a medida que se va acercando el día en que emprendamos camino hacia Ella.
Una vez más, tradición de siglos, los rocieros volveremos a los viejos senderos, haremos realidad el sueño de todo un año. Hacia Ella caminaremos. Unos lo harán por el Camino de la Virgen rememorando aquella cercana noche agosteña; otros caminarán por el sendero de los peregrinos, por el camino Moguer una nube de polvo cobijará miles de promesas; por el Puente del Rey entrarán corazones refrescados por un río que no quema y bendecidos por rosarios bajo las estrellas de Palacio; una barcaza pasará de lado a lado puñados de corazones que recorrerán la milenaria senda que une lo divino con la gloria, ese camino en el que, como dice mi hermana Toya: “Dios puso un poquito más de empeño que en los demás” y que gracias a un par de corazones rocieros por fin recorreré este año tras el Simpecado marinero de La Línea de la Concepción.
Como cada año también quedarán rocieros a la salida de los pueblos con la mirada perdida en la lejanía, como intentando retener la última imagen  de su Simpecado que guardaron en su retina al ver alejarse a su hermandad, ahogarán la pena… ¡cada uno a su manera!. Mis oraciones estarán con ellos, en ellas pediré que no sea duro el camino que desde la distancia se hace, sin dar un paso pero con río de lágrimas bebidas.
Otra Hermandad, la más pura de todas, la más humilde y gloriosa recorrerá también su especial Camino, este entre algodones de nubes, entre estrellas y luceros, bajo un sol renovador y una luna creciente irán acompañando a Nuestra Señora por las marismas celestiales hasta la madrugada del Lunes en la que con Ella bajarán para echarnos el brazo por encima mientras se nos escapa alguna lágrima pensando precisamente en ellos. En ese momento fija tus ojos en Ella, escúchala, cierra tus oídos a cualquier otro sonido y podrás oír: “aquí estoy contigo, con Ella” y juntos romperemos nuestras gargantas gritándole guapa.
Y cantaremos a la Virgen poemas, hablaremos con Ella bajo las estrellas, ¿dónde mejor?. Un año más cumpliremos sueños y promesas y haremos realidad tantas y tantas marismas dibujadas en tantas y tantas madrugadas de sueños rocieros y le llenaremos de salves su manto y ataremos en sus varales el recuerdo de los momentos vividos durante un año en los que Ella nos echó esa manita, en los que estuvo a nuestro lado aún sin pedírselo, aún sin saberlo, porque una Madre siempre sabe cuando sus hijos la necesitan, aunque estos callen.
Deseo que vuestro camino sea un camino de alegría, de cantes y bailes, de reencuentros esperados y durante tantas noches soñados. Que vuestro caminar también sea de oración dándole sentido al peregrinar. Que esos cantes y bailes sean oración hacia Ella, esencia y verdad del Rocío, de otro modo sería traicionar la verdadera esencia del mismo.
Que viváis la Romería intensamente, compartiendo y participando en todos los actos religiosos que, tanto vuestras hermandades como la Hermandad Matriz, organizan para mayor gloria de Nuestra Señora del Rocío, que sepamos así agradecerle el habernos permitido, un año más, el poder estar allí con Ella.
Que también vuestro Rocío sea el de “los adentros”, ese de los momentos de reflexión, el de las conversaciones pendientes con Ella, que sea el mejor camino para llegar al Divino Pastorcito.
Que cada uno de vosotros viva SU PROPIO ROCIO, el que a cada uno le haga más feliz, pero sin olvidar que el Rocío es EL DIVINO PASTOR, LA VIRGEN, LA VIRGEN Y LA VIRGEN, lo demás… solo complementos que la tradición mantiene, pero solo eso, complementos.
Y, como he dicho en otras ocasiones, no nos olvidemos de lo más importante, de lo esencial. Hay que soltar toda la retama acumulada en nuestros corazones a lo largo del año, de nada nos servirán las plegarias y oraciones si no hemos soltado ese lastre, así que…
“… cuando vayas a presentar tu ofrenda al altar, si recuerdas allí que tu hermano tiene una queja contra ti, deja allí tu ofrenda ante el altar, ve primero a hacer las paces con tu hermano y entonces vuelve a presentarla”. (Mateo. 5, 23) 

BUEN CAMINO Y FELIZ ROMERIA PARA TODOS, QUE LA VIRGEN OS ACOMPAÑE.
¡¡¡Y QUE VIVA LA MADRE DE DIOS!!!
Por Argaijo (Miembro del Foro) 



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com