La Hermandad Matriz presenta el cartel anunciador de la Romería del Rocío 2018

La Hermandad Matriz presenta el cartel anunciador de la Romería del Rocío 2018
El lienzo, obra del artista malagueño Raúl Berzosa, está dedicado a los 25 años de la visita del Papa San Juan Pablo II a la aldea almonteña.
El Domingo de Resurrección, la Hermandad Matriz presentó el cartel anunciador de la Romería del Rocío de este año. Lo hizo, como es habitual, en la Asamblea General de Hermanos que celebraron en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción, de Almonte.

El artista que ha realizado este encargo ha sido el malagueño Raúl Berzosa. Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Málaga, fue cartelista de la Semana Santa de Sevilla en 2015, de la de Málaga en 2017 o de la Hermandad del Rocío de Huelva en la romería de 2016, entre otros trabajos.

En el lienzo, la Virgen ocupa el centro de la composición y gran parte de la obra, donde se recuerda además los 25 años, que se cumplen en junio de este año, de la visita del Papa San Juan Pablo II a la aldea almonteña.

El simpecado, símbolo de la Virgen sirve de telón donde la Madre de Dios se sitúa en primer plano. Como dijo San Juan Pablo II, “peregrinásteis a Roma para llevarme el perfume de estas vuestras tierras almonteñas y mostrarme en vuestros simpecados el rostro bellísimo de la Virgen y Señora del Rocío”.

Berzosa nos cuenta que “esos simpecados simbolizan a la Virgen, desde el primero al último”. Por eso ha querido reflejar dos detalles que se ven detrás de la Patrona de
Almonte, la silueta del simpecado de la Hermandad Matriz y el de la Hermandad del Viso del Alcor, última en ser admitida como filial.

Sobre la Virgen, el Espíritu Santo, da nombre a la Blanca Paloma, y este año especialmente hay que acentuar la relación Espíritu Santo-Virgen María, ya que el Papa Francisco ha instituido la fiesta de la Virgen María, Madre de la Iglesia, el Lunes del Rocío.

Del Espíritu Santo salen unas ráfagas de luces que simbolizan los siete dones, tras esta escena, la concha del santuario, símbolo del peregrino, y sobre esta, las palabras de un santo: ¡Que todo el mundo sea rociero!

En las esquinas se observan las flores que llevaba la Virgen el día de la visita del Papa. En la parte alta predominan el amarillo y el blanco, colores del Vaticano. En los laterales, los tonos tierras recuerdan al camino recorrido por las distintas Hermandades.

Almonte, 1 de abril de 2018 Delegación de Prensa



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com