La Hermandad de Huelva agasajó a la Virgen del Rocío con flores y cánticos

A falta de noventa días para que la Virgen del Rocío vuelva a recorrer en procesión las calles de su aldea marismeña a hombros de sus hijos del almonteños, momento en que la romería alcanza su cenit, la Hermandad del Rocío de Huelva realizó este fin de semana su peregrinación anual para postrarse ante la Blanca Paloma que, como es sabido, se encuentra en Almonte con motivo de su trasladado cada siete años.
Ayer ciento de romeros de la hermandad capitalina dieron buena muestra de su devoción por la Reina de las Marismas en una peregrinación que ya se ha convertido multitudinaria y que cada vez congrega a más peregrinos. Los de ayer venía a ser un preparativo de lo que será la romería del mes de junio, cuando la Señora esté de nuevo en su Santuario después de permanecer durante varios meses en Almonte. Un ‘ensayo’ no exento del fervor que caracteriza a la Hermandad de Huelva cada vez que tiene que expresar su sentir por la Patrona de los almonteños. No en vano la peregrinación anual se convierte en todo un acontecimiento entre los hermanos de la filial capitalina, que viven de manera especial y con el que vuelcan sin reparar en tiempo y preparativos.

Intensa fue la jornada que vivió ayer la Hermandad onubense después de las pericias que los peregrinos tuvieron que sortear durante el recorrido hasta la aldea almonteña. A las inclemencias del tiempo se unieron ciertos avatares, de los que la junta directiva prefiere no acordarse, un incidente provocado a raíz de la puesta en marcha por parte de la Junta de Andalucía de una normativa que regula el pasado de los vehículos por los caminos rurales del entorno del Parque Nacional de Doñana en funcionamiento desde el pasado mes de enero con vistas a la protección medioambiental del lugar. Así, la convivencia peregrina se vio alternada cuando un grupo de vehículos, que se habían sumado a la caravana de la hermandad, debido al tirón que tiene el evento, fue detenido por agentes del Seprona de la Guardia Civil a la entrada del núcleo de Gato. La peregrinación se vio paralizada en ese momento. Finalmente el incidente no fue a más y la llegada a El Rocío se produjo a primera hora de la tarde. Atrás había quedado el rezo del angelus en Villarejo, en la carretera entre Mazagón y Almonte.

Olvidado el contratiempo, tras pasar la noche en la aldea, la Hermandad del Rocío de Huelva, señera donde las haya, se congregaba ayer en el Chaparral de Almonte para rendir honores a la Divina Pastora en la iglesia de la Asunción. Esta vez el buen tiempo favoreció que la filial derrochara fervor en un domingo lleno de actividades rocieras. Conforme se congregaban los hermanos en el Chaparral iba aumentando el ánimo de los peregrinos de reunirse lo antes posible con la Señora, a los que espera en la parroquia al igual que otras filiales que también coincidieron ayer en Almonte.

Tras los preparativos de rigor, pasadas las doce del mediodía comenzó el recorrido corto pero intenso de la hermandad hasta la parroquia de Almonte. Presidía la comitiva un grupo de tamborileros, que fue el encargado de dar la señal con sus sones de la procesión, al que seguía otro grupo de hermanos y hermanas que portaba canastos y ramos de flores para ofrecérselos a la Virgen del Rocío, que en ese momento estaba recibiendo la vista de otras filiales, una de ella Hermandad de Umbrete, que despidió a la Huelva justo en el momento en que iniciaba el pequeño recorrido, flores que dieron un especial colorido a la mañana soleada pero un tanto fresca. Entre las flores y las personas que se agolpaban a su paso, la comitiva en la que no faltaba la junta directiva de la hermandad encargada de portar las varas, los estandarte y el resplandeciente Simpecado. Durante el recorrido, en las puertas de las casas y el balcones podían verse curiosos que no quisieron dejar pasar la oportunidad de ver desfilar a la hermandad choquera por las calles de Almonte, no en vano esta filial es una de las que congrega al mayor número de peregrinos con motivo de la romería de Pentecostés. Mientras, los tamborileros seguían con sus sones impasibles camino de la parroquia de la Asunción, tras el Simpecado podían escucharse los rezos de los peregrinos en forma de cantes por sevillanas.

Conforme la comitiva se acercaba a la plaza de la parroquia la multitud se iba haciendo más intensa, por cuanto que allí se congregaban también los hermanos de la Hermandad del Rocío de Bollullos del Condado que también rendían honores a la Señora ese día. Precisamente a la entrada de la iglesia espera el Simpecado a la hermandad bollullera a que llegaran los peregrinos capitalinos. Uno de los momentos más emotivos se produjo cuando ambos Simpecados coincidieron en el misma puerta de la parroquia momento que ambos aprovecharon para saludarse entre los aplausos del público que abarrotaba la plaza y el paseo. Una vez que se rindieron pleitesía el Simpecado de la hermandad choquera entró en el templo arropado por todos los hermanos entre los que se encontraban también, el alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, y el concejal de cultura Manuel Remesal, que resaltó la importancia de esta celebración para la Hermandad de Huelva, en la que se implica toda la ciudad onubense.

En el interior espera ya una multitud inusitada de romeros deseosos de ver por fin al Simpecado frente a la Reina de las Marismas y de participar en la misa que ofició el capellán de la hermandad onubense, Pedro Gamero, que en alocución se refirió la devoción y el fervor que despierta la Madre de Dios y el amor que Ella siente por sus hijos. La eucaristía despertó numerosos sentimientos entre los romeros que abarrotaban el templo, más aún cada vez que el coro de la hermandad interpretaba los cánticos propios de la misa. Las emociones se fueron sucediendo una tras otra hasta que momento en que la celebración mariana llegó a su fin.

Alrededor de las dos de la tarde , la hermandad emprendió el camino, de nuevo desde el Chaparral, hasta El Rocío para celebrar en la casa hermandad una comida. De nuevo la peregrinación había sido multitudinaria. Como muestra señalar que se habían acreditado casi ochocientos vehículos. Las hermandad esperaba que acudieran entre dos mil y tres mil personas. La cifra es lo de menos. En cualquier caso la hermandad dio fe de inclinación por la Pastora. A buen seguro lo volverá a demostrar en junio.



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com