Huelva – Pregón de Eduardo Fernández Jurado

Huelva dio un paso más hacia los pies de la Blanca Paloma, con el pregón que anoche pronunció Eduardo Fernández Jurado, en el Gran Teatro. Sin duda este acto es una cita ineludible en el calendario rociero de esta hermandad y prueba de ello es la rica historia que de pregones y pregoneros con la que cuenta. A escasas semanas de que la hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Huelva inicie su andadura hacia la aldea almonteña, Eduardo Fernández Jurado acompañó a los romeros en su camino y disfrutó con Huelva de esos momentos en los que la Blanca Paloma se para ante la casa de hermandad y otros tantos instantes que se quedan plasmados en las retinas y los corazones de los rocieros de Huelva. Para el pregonero, es fascinante cómo a pesar de la dilatada historia de esta hermandad, lo esencial, lo genuino permanece inalterable: la fe, la devoción, la entrega a la Virgen del Rocío: "Las raíces rocieras de Huelva son inmutables", señaló. La plaza Coto Mora era ya un sentir rociero antes de que comenzara el acto del pregón. La flauta y el tamboril eran los encargados de llenar el centro de la ciudad de anuncios que ya miran hacia la aldea de Almonte. El pregonero sería presentado por la periodista Inmaculada González que a su vez, ha pregonado en un par de ocasiones a la Hermandad de Huelva. El escenario contaba con la presencia del alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez; el presidente de la hermandad, Dalmiro Prados; el hermano mayor, Antonio Ponce; el capellán, Pedro Gamero, otros miembros de la junta directiva de la hermandad. Junto a todos ellos, en el extremo derecho, el simpecado de Huelva. En el patio de butacas estaban presentes antiguos presidentes de esta hermandad, el próximo hermano mayor de 2007 y personas muy relacionadas con el mundo rociero de la capital así como varios concejales. Inmaculada González se detuvo en las diferentes facetas del pregonero como rociero, cofrade, escritor, compositor, médico y sobre todo amigo. Sería Fernández Jurado, quien visiblemente emocionado, haría una especial dedicación del pregón para posteriormente, invocar la tradición rociera de la que ha sido fruto en su propia familia. Se definió además, como un hombre vehemente en sus creencias figurando la de la Blanca Paloma, como una de las fundamentales de su vida. Acompañó a Huelva desde el jueves en el que después de la misa "todo es devoción y alegría" para acompañar a los romeros en todo su camino hasta las puertas del santuario. El pregonero instó a que todos los rocieros de Huelva estén como uno solo, juntos en esos momentos en que la Virgen se acerca hasta Huelva en la mañana del Lunes de Pentecostés o dos jornadas antes, que los rocieros de Huelva llenen la presentación de esta filial ante la Matriz. Fernández Jurado pronunció ayer su cuarto pregón en esta hermandad. De él es esa frase que ya ha hecho historia de "hasta que Huelva no llega a la aldea no empieza el Rocío", una expresión cuya repercusión a él mismo le sorprendió y que fue pronunciada en el pregón que pronunció en 1987, siendo presidente Antonio Cruzado. Tras el acto, tuvo lugar en un restaurante de San Juan del Puerto, una caldereta rociera en honor del pregonero.

Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com