Huelva lleva el Rocío al asilo

La Hermandad del Rocío de Huelva impregnó ayer la Residencia de Ancianos Santa Teresa Journet de ambiente rociero. El sonido de la flauta y el tamboril anunció el paso de la comitiva por el pasillo principal del asilo. Monjas y auxiliares de enfermería se asomaron para ver pasar a los alumnos de la Escuela de Tamborileros, seguidos por las niñas de la Escuela de Baile y los integrantes del coro del grupo joven.

En el patio central del edificio los esperaban sentados los ancianos acompañados por algunos familiares. La Hermandad de Huelva quiso participar en la conmemoración del 125 aniversario del asilo ofreciendo a los mayores una velada de música y baile. El objetivo es “acercarles el mundo rociero, transmitirles el sentimiento de la Virgen del Rocío, que conozcan el sentir rociero”, apuntó la vocal de Obras Sociales y Caritativas, María Cinta Gómez, que subrayó que “para nosotros es una gran satisfacción poder ayudarles y llevarles un poco de diversión”.

Acompañaron en la velada a las religiosas y a los ancianos el presidente de la Hermandad del Rocío de Huelva, Juan Ferrer, y los hermanos mayores de la Sagrada Cena, Pasión y Cautivo, Emilio Muñoz Jorva, Manuel Palacios y Antonio Infantes.

El acto, que fue presentado por Eduardo Sugrañes, jefe de sección de Cultura de Huelva Información, se llevó a cabo coincidiendo con el día de la inauguración del actual edificio de la residencia. Lo inauguró el 9 de abril de 1944 el arzobispo de Sevilla, cardenal Segura.

Sugrañes recordó que fue “un gran acontecimiento, ya que aunque se deja en la nostalgia el viejo caserón de la calle San Andrés se ganaba un espacio tan hermoso como es esta residencia, con sus amplios jardines y huertas” y apuntó que la Hermandad de Huelva “nos acerca la alegría de los rocieros”. En este sentido, indicó que “volvemos a mostrar nuestro reconocimiento y gratitud a las Hermanitas de los Desamparados por estos 125 años de generosidad hacia nuestros mayores y hacia Huelva”.

La actuación comenzó con los alumnos de la Escuela de Tamborileros, bajo la dirección de Abel Freitas, que interpretaron la Salve rociera, para posteriormente tocar unas sevillanas, mientras bailaban alumnas de la Escuela de Baile, dirigida por Rosa María González. Todos ellos aportaron su arte mientras algunos de los mayores acompañaban con las palmas al son de la música.

Las sevillanas fueron seguidas de unas rumbas, que bailaron las niñas más pequeñas, entrando luego en escena el coro del grupo joven que cantó por sevillanas. Acompañado al baile por las alumnas de escuela de Rosa María González. El acto finalizó con la salve rociera de la Hermandad de Huelva interpretada por el coro y la Escuela de Tamborileros.

T. Lojo / Huelva

Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com