Cristina Pequeño desde De San Sebastián

Mi devoción al Rocio se inició, partiendo del escepticismo, por mero contagio del fervor y entusiasmo de una paisana y amiga mía afincada y prohijada desde hace años en tierras de Huelva Capital y del término del Rompido en Cartaya. Ella me hizo ver, y lo que es más importante, sentir y vivir el “Rocio” más allá de su mera faceta folclórica. Aunque nunca he participado con mayúsculas de la Romería no desespero de hacerlo algún día no muy lejano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com