EL ROCÍO QUE TANTO AMAMOS…

Mientras la primavera se agolpa por los caminos y la luna y las estrellas me hablan constantemente de Ti, el tiempo ese aliado de la distancia y enemigo de mis sentimientos se detiene con recelo junto a la Marisma, allí frente a los lucíos de Doñana viendo correr a los potrillos marismeños comenzamos a construir en sueños ese Rocío que tanto amamos, arraigados a las tradiciones, con mucha fe y esperanza.
Así dirijo mis sueños a un puente de madera olvidado por la corriente de un pequeño riachuelo, quebrado por el tiempo, por el sol y el viento. Puentecito de tronío por donde tantas letrillas cruzaron para postrarse a tus plantas Madre. Allí quisiera depositar mis suspiros y mis anhelos para con mis manos enraizar sus tablas en la arena, de allí quisiera desterrar el cemento y sembrar arena fértil que refresque las pisadas de los romeros. Hoy por hoy ya suenan tamboriles que anuncian el fin de su destierro y su pronto bautismo con la llegada de nuevas romerías.
Pero mis sueños no se detienen, continúan avanzando por la senda rociera para postrarse ante un Camarín que se alza a los Cielos derramando belleza, llenando con futuro el proyecto que se forjó en el pasado, inundando con música celestial los rincones de la Ermita al son de la flauta y el tamboril, la guitarra y la pandereta de cuatro ángeles rocieros, también hoy por hoy esa obra artesanal y barroca del siglo XXI está esperando con los brazos abiertos a la Virgen de mis amores.
Y así paso a paso,… al ritmo que dan los simpecados, sin prisas pero sin pausas, quisiera poder tener en mis manos esa Vacuna que les diera a los bueyes la alegría que sólo ellos saben aportar a las yuntas y a las carretas, con ese vaivén acompasado a la voz del carretero y esos frontiles relucientes dirigiendo siempre a las hermandades por el camino más recto hasta la aldea. Espero y esto sí que es tan sólo esperanza, que hoy por hoy este mi sueño también se esté forjando y que el azul de esa enfermedad tan sólo sea el reflejo del Cielo.
Echando la vista atrás que no mis pasos, me encuentro que ya es la hora Madre, o más bien que se aproxima, dentro de poco tu camino irá a encontrase de nuevo con la Marisma, durante este tiempo tu pueblo ha llorado con sentimiento en todas y cada una de las salves, se ha entregado y ha regalado su sentir a todos los que han ido con devoción a tu encuentro.
Han sido nueve meses de ensueño donde sólo ha brillado en el firmamento almonteño tu Niño y Tú,… como tenía que ser.
Ahora de nuevo se vuelven a engendrar con amor esos arcos gloriosos que hace meses te recibieron con tanto cariño, ellos volverá a nacer del tesón y del empeño, y de mucho amor, como las flores por primavera.
Tu Ermita se acicaló por dentro con una alfombra reluciente regalo de tus hermandades y al igual que las florecillas de papel se va a vestir de blanco para recibir a tus dos nuevas hijas filiales, la Hermandad de San Fernando y la Hermanad de Palomares del Río.
Son tantas las cosas Madre que yo quisiera contarte sobre tu pueblo, tus hermandades,… y sobre mi,… que una vez más no puedo por culpa del aliado de la distancia y a su vez enemigo de mis sentimientos,… pero antes quisiera decirte,..
“Que hoy por hoy tan sólo sé, que te Amo porque sin ti no existiría”. 

VIVA LA VIRGEN DEL ROCÍO!!!!!!!!

Bajo Guía (Miembro del Foro del Rocío)



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Sitio Web Diseñado y Desarrollado por Andrés Ramírez Lería

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com