El Rocío en San Luis (Argentina)

Este año 2005 en la ciudad de San Luis, Argentina, en la Iglesia de La Sagrada Familia, con el Padre Alberto Olivera comenzaron los actos a Nuestra Señora del Rocío con el Triduo los días 12,13 y 14 de mayo ceremonia donde comienza con el rezo del Santo Rosario, al finalizar el tercer día, se bendijo el nuevo estardarte de la Virgen, bordado por la señora Emilia Barcelo de Fuentes en punto Cruz la imagen de Nuestra señora del Rocío, y bordado a realce por la Madre Teresa de la comunidad Carmelita. 
La víspera de la gran demostración de devoción a la Vírgen del Rocío hacía presagiar notables ausencias porque una copiosa lluvia estuvo azotando nuestra provincia. Cabe destacar que hace apenas 3 años que por iniciativa de mi esposo :Antonio Fuentes Benitez La Blanca Paloma fue introducida en la provincia de San Luis, que la recibió con la avidéz de demostrarle su respeto y rogarle su bendición .Sin embargo y a pesar de este pronóstico la concurrencia agotó la capacidad del templo y fue menester participar de la Santa Misa de pie y fuera del templo parroquial, bajo la lluvia. 
Durante la Misa en el momento de las ofrendas fue muy significativa la aproximación de ocho niñas llevando cajas con alimentos, para el comedor infantil que funciona en dicha Iglesia, representando a cada una de las provincias andaluzas, que estaban tan ricamente ataviadas como para una gran fiesta.

Pero lo más conmovedor de todo fue cuando al terminar el Santo Oficio y a punto de iniciar la Procesión, como un acto ordenado desde el cielo, cesó la lluvia .En ese momento lentamente se encaminó la imagen de Nuestra Blanca Paloma llevada en hombros por una delegación de gauchos ataviados con sus trajes típicos. Al pasar frente a su caballería, a la órden de ATENCION AL CIELO fue elevada . Saludando así la Virgen a su caballería 
.Luego fue entregada al pueblo para su portación y desde ese momento comenzó la más bella demostración de admiración y gratitud con la interpretación de la Salve Rociera Olé por los niños con sus tambores y clarines que se elevaban al cielo con inocencia y alegría.

A lo largo del trayecto se fueron sucediendo pequeñas lloviznas, más bien como un rocío, que por momentos se pensó en cortar la procesión; pero era tanto el entusiasmo por cantarle y bailarle a la Virgen que todos aplaudían y alentaban a las niñas de la Academia Escuela Real de la Danza con sus sevillanas, tanto a Ellas, como a los Centros tradicionalistas con sus guitarras y bombos criollos. 
En cada esquina se sucedían unas y otras interpretaciones y el aliento de los miles y miles de banderitas argentinas y españolas, con miles de pétalos de rosas arrojados al aire como expresión de algarabía. 
De esta forma nuestros rostros mojados no tan solo por la lluvia, sino por las lágrima de emoción vimos cuando era entrada ELLA a su casa.

Las agrupaciones gauchas cerraron la procesión y luego todos fraternalmente unidos ;españoles y criollos nos reunimos en un almuerzo comunitario a la canasta sintiendo la presencia maternal de Nuestra Señora amantísima La Virgen del Rocío y habiendo confirmado una vez más nuestra fe en su Divino Hijo. Amigas rodeada por mi marido, hijos, yernos y nietos, con mi rodilla que ya estallaba y mi garganta que no me dejó gratar ni un VIVA, pues por mas que quisiera no se oía , este día fue inolvidable.

Emilia Barcelo y Antonio Fuentes Benitez



Foro del Rocío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com