El mensaje de la Virgen

Ha pasado casi un año pero de mi mente no se borra aquel momento cuando los primeros rayos de sol fueron testigos de la apresurada entrada de La Virgen en su ermita. Ha pasado casi un año pero sigo reviviendo la secuencia de lo que pasó como si hubiese ocurrido ayer: un extraño estruendo, un absurdo rumor, una imagen, rabia, impotencia, incredulidad y llanto contenido.
Ser almonteño no es un privilegio, ser almonteño es una responsabilidad. Eso me enseñaron mis mayores.
Desde el primer momento he querido expresar lo que siento. Sabía que se dirían muchas cosas que me dolerían. Pero aprendí a distinguir entre aquellas que decían los que ni quieren ni conocen El Rocío y aquellas que sentían los rocieros de verdad.
De las primeras, ni caso, eran como si yo quisiera opinar de la táctica usada por el entrenador de Cánada de waterpolo. De las segunda, respeto y humildad, porque todas tenían un poco de razón.
¿Por qué pasó? ¿Por qué se rompió el varal?
Por un lado estaba el aspecto técnico, el cual se ha analizado y me consta que solucionado, pero no es el sitio para hablar de ello y me remito a las notas de prensa de la Hermandad Matriz.
Y por otro el aspecto humano. Los que somos cristianos y rocieros pensamos que Dios se nos manifiesta de algún modo en la historia y en lo que acontece, y también la Virgen.
Si analizamos la evolución de la procesión en los últimos 30 años podremos observar que hay un factor fundamental que ha llevado a la pérdida del control que antaño mi pueblo de Almonte sabía ejercer, ese factor es  la excesiva masificación. A este factor hay que añadir el reflejo de la sociedad actual y sobre todo el egoísmo que irradia.
Y digo egoísmo, porque es la clave para explicar y para solucionar el problema sin tener que cambiar la idiosincrasia de la procesión.
Porque cuando nos acercamos a su paso con el único objetivo de meter el hombro, aunque con ello impidamos a aquellos que vienen de llevarla el poder salir fácilmente, estamos primando nuestro beneficio al de la Procesión.
Porque cuando el rociero se acerca lo más que puede a su paso para tocar sus varales, sin tener en cuenta el daño que hace al que está debajo, sin pensar que no deja trabajar en su costero al que lleva a la Virgen, está pensando en sus intereses y no en el de la Procesión.
Porque cuando al llegar la Virgen a algunas hermandades y hay preparado un grupo de hombres para empujar detrás para que la Virgen llegue lo más cerca posible, no están pensando en la Ella.
Porque cuando queremos entrar a toda costa en la ermita para verla salir, a costa de que el gentío provoque que eso sea casi imposible, o cuando la Virgen está posada en el suelo y nos acercamos para verla cerca a costa de que sea físicamente imposible levantarla, ¿estamos pensando en Ella?
¿No es todo eso EGOISMO?
Cuando empecé a meterme bajo su paso en los finales de los ochenta, aun se mantenía ese idílico cerco entre los que luchábamos por llevarla y los que disfrutaban viendo y rezando a su Virgen. Hoy no existe. ¿Se imaginan que eso ocurriera en Semana Santa, que la presión llegara a los pasos dónde la masificación es la misma que en el Rocío? Ser almonteño no es un privilegio, ser almonteño es una responsabilidad. Eso me enseñaron mis mayores. Y es nuestra responsabilidad saber afrontar las nuevas realidades con el único fin de que la Virgen pueda visitar a todos sus simpecados el Lunes de Pentecostés.
Hoy incluso he comprendido que esa leyenda negra que sobre todo en los años 90 existía sobre el almonteño y que yo tanto luché por negarla, era necesaria y jugaba un papel por bien de la procesión. Era un peaje a pagar. De hecho no deja de ser irónico y sorprendente que a la procesión religiosa donde, con toda seguridad, más personas llevan el paso de la Virgen se la tachara de exclusivista.
¿Y si dejáramos nuestro egoísmo? ¿Y si pensáramos en Ella?
¿Y si en vez de meterme bajo su paso 10 veces me meto 5 y el resto del tiempo estoy ahí para colaborar con mi gente? O como dice un amigo mío, antes de meterme, ponerme ante Ella y rezarle una salve, para calmar mis ansias por llevarla, que no siempre son buenas aliadas.
¿Y si en vez de apretar a los que la llevan vemos a la Virgen sólo dos metras más atrás?
Yo lo tengo claro y ese es mi compromiso y también lo tiene claro el pueblo de Almonte.
Pero la procesión es de todos, cada uno en su lugar, es responsabilidad de todos los rocieros que este año, con la lección aprendida, la Virgen vaya como se merece.
Ya suenan los cohetes de las primeras hermandades que caminan hacia Ella.
¿Cuás es su mensaje? ¿Cuál fue su mensaje?
Pienso y siento que el mensaje de la Virgen no se refiere sólo a la procesión, va más allá. La procesión es sólo el lugar idóneo para darlo y que sea entendido y más si este año todo va bien.
El mensaje de la Virgen es siempre el mismo. Cuando la miro y observo su mirada cabizbaja señalando a su hijo, se me viene a la mente las palabras que María pronunció: “HACED LO QUE ÉL OS DIGA”.
Ese es su mensaje, lo que él nos dice, y siento que en la época que vivimos cobra sentido el AMOR POR LOS DEMáS, EL COMPARTIR. Ese es el mensaje ANTEPONER EN NUESTRA VIDA COTIDIANA EL AMOR POR LOS DEMáS AL EGOISMO REINANTE, PORQUE AL IGUAL QUE ESPERO QUE OCURRA EL PRÓXIMO LUNES DE PENTECOSTÉS, SI HACEMOS ESO TENDREMOS UNA SOCIEDAD MEJOR Y MáS JUSTA, COMO DIOS QUIERE PARA EL HOMBRE.
Y ESTOY CONVENCIDO QUE A  LOS VALORES DEL ROCíO Y EL SENTIR ROCIERO COLABORAN CON EL PLAN DE DIOS PARA HACER UN MUNDO MEJOR.
¡Viva la Virgen del Rocío! ¡Viva la Madre de Dios!

Luis Gallardo, un almonteño más.




Foro del Rocío

9 comentarios en “El mensaje de la Virgen

  1. Oscar Segovia

    Vivan los almonteños y el pueblo de Almonte soy de Madrid y siento q los Almonteños son los q tienen q llevar a la blanca paloma son sus hijos quien no le guste q no valla

  2. Auxiliadora

    Hola soy de Málaga, reconosco que yo también he sido una frenética y he luchado por tocar su varal y lo toque. Te confieso que me temblo todo el cuerpo, pero después de leer tu testimonio hoy me he sentido mal, os pido perdón Almontenos, es vuestra fiesta y vuestro gran día, Viva La Virgen del Rocio¡!!!

  3. Romero

    Este Señor, siendo Rociero y Almonteño ha expresado la realidad, la verdad y el poder de la Virgen . Sus palabras nacen de su corazón y son y deben ser tenidas en cuenta para la procesión del próximo Lunes.
    Ojala en la próxima procesión de la Virgen del Rocío por su Aldea todo salga como Ella se merece y colaboren todos los romeros en que así sea. Viva la Madre de Dios.

  4. Tamborilero

    Estoy de acuerdo con D. Luis Gallardo con todo lo que dice, pero creo que la emocion que embarga a un rociero de verdad es muy grande y nos dejamos llevar por eso por el corazon, por supuesto que sería fenomenal que antes de poderte meter rezarla una salve para que esa emocion baje pero no el fervor y si esto se hace el mundo sera mucho mejor.VIVA LA REINA DE LAS MARISMAS

  5. Consuelo

    Eso es María nos pide Hacer lo que su Hijo dice.
    Que linda la fiesta de la Virgen de Rocío, que ella les siga concediendo ese corazón generoso para colaborar con sus hermanos más necesitados. Los admiro mucho y siento mucha gratitud por el apoyo que nos dan en las misiones.
    Viva la Virgen del Rocío!

  6. gregorio

    me parese fabuloso el mensaje gracias viva la virgen del rocio

  7. paqui

    Este año estoy trabajando en la UCI del Hospital Medico Quirurgico de Jaen asi que no he podido ir pero me he traido el ordenador para poder ver el salto de la reja desde aqui.Os deseo buena noche,acordaos Almonteños de aquellos que no hemos podido estar ahi pedirle a la Señora por nosotros,desde lo mas profundo de mi ,dile Almonteño ,gracias por todo Madre sabes que te llevo todos los dias del año en mi corazon,yo estoy lejos pero mi pensamiento y sentimientos estan ahi con Usted Señora, diselo Almonteño por favor tu que tan cerca la tienes.Graciasssssss.

  8. Pepa

    Apreciado almonteño:

    Sin conocerle, aunque ya me gustaría, porque gente que piensa así es para tenerle cerca, me identifico con lo que escribe aqui y creo en ello firmemente, Dios está por enmedio, seguro que si.

    Aunque mi sentir no pueda ser el mismo porque no soy almonteña, pero si de un pueblo muy cercano. Mi más sincera FELICITACIÓN, hacía mucho, mucho tiempo, que no leía verdades como esta.

    Desde hace mucho dejé de ver a nuestra Virgencita en la calle, porque me entristecen muchas cosas. Me gusta verla cuando está allí en su templo sola. Es muy hermoso.

    Estoy muy agradecida por este texto, GRACIAS!

  9. Mª Luisa

    La virgen del rocio es lo mas grande que hay para mi desde paqueñaja iba en el vientre de mi madre a verla y cada vez que estoy delante de ella me falta el aire no puedo hablar y rompo a llorar espero que ella protega a todos los mios y a la niña que llevo en mi vientre si nace bien se la llevare para pasarla por su manto y que ella la protega igual que me protegio ami y le de su bendición ¡ viva la virgen del rocio! y ¡viva esa blanca paloma ! mi enhorabuena a esos almonteños que la sacan todos los años y que la virgen los bendiga a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com