VELÉ SU SUEÑO

I
Que yo la he visto dormir
y no le quise rezar,
mi dio miedo hasta de hablarle
no la fuera a despertar

ESTRIBILLO
El Pastor, como es Dios,
no tiene sueño
y bajando la voz
me contaba la fe y el amor
de sus almonteños.

II
Huele a relente y a cera.
Hay luna en la “madrugá”
y en el silencio y la noche
miro lo guapa que está.

III
En su sueño, dulcemente,
la Pastora sonreía.
Soñaba con la marisma
en días de romería.

IV
El pueblo duerme tranquilo,
la Virgen duerme serena,
el Niño y yo nos miramos
y sonreímos apenas.


Autor
Padre Quevedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com