Una tarde de locura

1.
Ahora que el calor se está templando
la tarde se hace dueña del camino.
Ahora que los nervios se calmaron
la paz en tu sendero se ha posao
y empiezo a disfrutar con mis amigos,
ahora que el calor se está templando
la tarde se hace dueña del camino.

Ahora que la magia nos salpica
de un duende que se viste de marisma
que intenta transmitir sus emociones,
ahora que tu embrujo nos domina
y un virus nos contagia tus amores.

Saquemos la guitarra, compañeros
y en las entrañas, primo, rebusquemos
un sentimiento lleno de dulzura
y vamos a vivir este momento
en esta tarde de locura.

2.
Ahora que huelva queda en silencio
y sueña con la luz de tu mirada.
Ahora que La Charca es nuestro templo,
arroyo, manantial de sentimientos,
donde la fe desnuda nuestras almas,
ahora que Huelva queda en silencio
y sueña con la luz de tu mirada.

La brisa llevará nuestros amores
y ahora que nos pierden las pasiones
dicendo que pronto estaré contigo,
que no existe jardín con más colores
que Huelva caminando hacia el Rocío.

Y tú que eres la Reina de los Cielos,
buscaste este rincón tan rociero,
creando un paraiso de ternura,
hoy grito pa romper este silencio
como mi tierra ninguna.

3.
Ahora que me salgo del sendero
busco la soledad de la Rocina.
Y todo me parece como un sueño,
el ambiente que desprende el rociero
por las arenas cuando peregrina,
ahora que me salgo del sendero
busco la soledad de la rocina.

La brisa el corazón me ha refrescao
y a ella le confieso mis pecados,
que quiero liberar mi sufrimiento,
aquí bajo esta encina he derramao
la angustia que alimenta mi tormento.

Y ahora que me inunda la alegría
me vuelvo hasta la senda que camina,
ahora que las fuerzas he recobrao,
me agarro al amor que da la vida,
que es la fe del simpecao.

4.
Ahora que se acerca ese momento
de estar contigo dentro de la ermita.
Sintiendo un cosquilleo en los adentros
por fin llego a las puertas de tu templo,
evuelto entre olores de marisma,
ahora que se acerca ese momento
de estar contigo dentro de la ermita.

Empiezo a mirarte desde lejos
muy despacito hasta la reja llego,
sintiendo que mi alma se escandila,
que no existen en el mundo más luceros,
ni otro lugar con tanta maravilla.

Y yo que no soy hombre de oraciones
aquí te traigo mare, mis amores,
ahora que me quedo sin palabras,
y lloro al sentir las emociones
de mirarme en tu mirada.

Enviada por: que Huelva ya está esperando verte de nuevo, Rocío!


Intérprete
Manguara

Un comentario en “Una tarde de locura

  1. manuel de madrid

    solo decir. viva la virgen del rocio. y viva el rocio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com