SEVILLANAS DE LA BARCA

I
“Arrecoge” la vela del bote
que el viento ya se fue,
y tú no dejes de bogar
que el puerto ya se ve.
En el puerto está
la noche, el día y el amor:
recuerdos del ayer
que el aire se llevó.
Suelta el timón,
deja el bote a la deriva
y “arrecógete” en la quilla,
deja que las olas lleven
los recuerdos de tu “vía”.

II
De rodilla´a tus plantas me viste
llorando por tu amor,
y tú, riéndote de mí,
me dijiste que no.
Llorando mi dolor
como un loco yo me vi
sin patria y sin amor
acordándome de ti.
Todo pasó,
mis penas son alegría:
hoy al fin me he dado cuenta
lo poco que tú valías.

III
Si se jugaran las cartas de nuevo
veríamos a ver
si yo sería como fui:
juguete de tu mal querer;
al fin me convencí
y vi tu mala fe.
Ahora no sé
a quién le voy a ir a contar
las penas que por ti pasé;
“to” el mundo me advirtió
y en nadie confié.
Vete de aquí,
que yo no quiero ni verte,
vete pronto de mi vera;
yo te tengo “compará”
con una mujer cualquiera.

IV
Una noche de grandes borrascas
mi barca naufragó,
y el viento de la tempestad
mis velas destrozó
estando en alta mar.
Nadando con valor
y en medio de la oscuridad
yo vi una luz que me alumbró;
por ella me guié
hasta la salvación.
Aquella luz
es mi Virgen del Rocío,
la que nunca me abandona
y en su corazón confío
que es de la Blanca Paloma.

Es una aportación de EL POETA PATATERO
(elpoetapatatero@hotmail.com).


Autor
M. Vega / J.M. Moya
Intérprete
Los Romeros de la Puebla
Album
Sevillanas
Año
1968

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com