SEVILLA NO HAY MÁS QUE UNA

I

En la calle La Pimienta
vive mi niña Carmela;
con ella pelo la pava,
nos separa una cancela.
En el patio de su casa
hay una pileta mora
y dos faroles que alumbran
a la Divina Pastora.

Estribillo:

Ay, Barrio de Santa Cruz,
el aroma de tus flores
y el sabor de tu hermosura
a los cuatro vientos gritan:
-¡Sevilla no hay más que una!-

II

Carmela riega las flores
que cuelgan de sus balcones:
son geranios, gitanillas
y claveles reventones.
Hay una dama de noche
que perfuma el callejón;
son olores sevillanos
que guardo en el corazón.

III

Cuando la noche atraviesa
las callecitas del barrio
yo la espero en su ventana;
me gusta besar sus labios,
acariciar sus cabellos
y beber de su lindura,
y cantarle mis amores
bajo la luz de la luna.

IV

Carmela tiende la ropa
en una blanca azotea
y un repique de campanas
su belleza piropea:
campanas de Santa Clara,
Santa Marta y Venerables,
y las que tiene esa torre
que giraldea con el aire.

Es una aportación de: EL POETA PATATERO


Autor
Pascual González
Intérprete
Los Marismeños
Album
Año tras año
Año
1990

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com