Salve (para la Hdad. de Pilas)

Salve María, Salve Rocío
de cielo y tierra, la soberana
lirio celeste, suspiro mío
aurora bendita de la mañana.

Acógenos, ¡oh Señora¡
dirígenos tu mirada…

Que agobiados y cansados
nos echamos a los caminos
revestidos de esperanza,
que nos sentimos tus hijos
nuestros labios, cada momento
Madre… te llaman.

Abogada de los hombres
azucena Inmaculada
consuelo de los que lloran
alegría de las almas
remedio de nuestros males
auxilio, refugio y calma.

Apacienta tu rebaño
con dulce batir de alas
muéstranos al Pastorcito
brillante Paloma Blanca.

Que al final de esta andadura
lleguemos a tu morada
protegidos con tu manto
rociados de tu gracia
y para siempre gocemos
de la promesa anunciada.

Amen

Enviada por: arena


Autor
Javier Anguas
Intérprete
Coro Hdad. de Pilas
Año
2005

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com