Salve de la Hdad. de Coría del Rio

Virgen marismeña, Virgen marismeña
Reina del grandioso milagro de flores
Que llena los templos de incienso oloroso
Y enciende en las almas sus bellos amores
Yo no sé que tiene tu cara morena
Que lloran los ojos a tu claridad;
Divina magnolia fragante azucena
que llena de aroma a la cristiandad.
Flor de las Marismas, Flor de las Marismas,
De efluvios serranos que son bendiciones,
Rosa cuyo cáliz forman los corianos
Con los tiernos pétalos de sus corazones.

Besos de los labios que sienten anhelos
De misericordia, conjuro del mal;
Estrella que un día cayó de los cielos
Para que en las Marismas, florezca el rosal.

La torre como un vigía
Con sus ojos de hito en hito,
Mirando está noche y día
Tu Santuario bendito.

Eres Rocío el consuelo
De este coriano jardín,
La oración que sube al cielo
Pasa por tu Camarín……



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com