ERA LA VIRGEN DEL ROCÍO

I
Quise hacer solo el camino
y me encontré a una mujer
de Pastora entre los pinos
con un rebaño a sus pies.
Me dijo que tiene un pueblo
y por él le pregunté,
me dijo que era El Rocío
y de pronto se me fue,
se me fue.

ESTRIBILLO:
Y cuando llegué a la ermita
a la Virgen yo miré
abrumado y sorprendío;
¡era la misma mujer,
era la Virgen del Rocío!.

II
Quise dormir solo en la noche;
por un momento sentí
que una mujer se acercaba,
se sentaba junto a mí.
Y me contaba una historia
que hablaba de aparición
y de una Blanca Paloma
que de los cielos bajó,
que bajó.

III
Quise andar solo con ella
y me encontré unas pisadas
que ella misma moldeó
para que el pueblo pasara.
Yo con ella me encontré,
los dos hicimos parada
y vi cómo las estrellas
en su sombrero brillaban,
brillaban.

IV
Y llegué solo a su reja
y sentí que me tocó,
me llamaba “peregrino”
cuando a su trono subió.
Yo le pregunté quién era,
ella me dijo “el amor”,
la Reina de las Marismas,
del hombre la salvación,
salvación.

Es una aportación de “EL POETA PATATERO”


Autor
El hijo de la noche y la luna / Guillermo Calado
Intérprete
Ecos de las Marismas
Album
Locura de amor
Año
1993

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com