DE LA MADRUGADA AL ALBA

I
El romero se ha dormío,
la noche llena mi alma,
la Luna juega en el río
y la aurora se levanta.
De blanco viste la arena
y el cielo viste de nácar,
y de verde la marisma
y de notas mi guitarra,
que velan al Pastorcillo
con el eco de una nana
que se pierde en el camino
entre la sombra y las ramas.

II
Carretero del Rocío,
toma las llaves del alba,
abre la puerta a los bueyes
para que vayan al agua.
El agua de la Rocina
tiene de reina la cara
y los bueyes se la beben
como si fueran palabras,
hechas de arena y de viento,
de pinares y de matas
y de los lucios salobres
que crecen en las algaidas.

III
Despierta tamborilero
y echa el tambor a la espalda
que ya viene amaneciendo
para que cante tu gaita.
Que de carreta en carreta
el alba te suene sabia
y la oigan los romeros
como bendición y gracia.
Y el camino del Rocío
que es una senda de plata
se pierde con tu sonío
en el sol de la mañana.

IV
Yo me siento en la candela
y espero la madrugada;
échale más leña al fuego
pa`que se aviven las llamas.
Las luces del Simpecao
poco a poco se le apagan
y viene la luz del día
entre aguardiente y plegarias.
Mañanitas del Rocío,
yo no las cambio por nada,
que a mí me quita el sentío
el Rocío de mi alma.


Autor
Antonio Rguez. Ferrera
Intérprete
Los Rocieros
Album
Sevillanas del Sevilla
Año
1975

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te pedimos la "MÁXIMA" corrección y respeto en tus opiniones para con los demás

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Rocio.com